Rgfootball | ENTREVISTA A YACINE QASMI  
24006
post-template-default,single,single-post,postid-24006,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

ENTREVISTA A YACINE QASMI  

Yacine Qasmi (Pontoise, Francia, 1991) es el nuevo faro del ataque del Rayo. Su fichaje se cerró por sorpresa "en tres minutos" y ahora es feliz en Vallecas.    

ENTREVISTA A YACINE QASMI  

Un mes después de su fichaje por el Rayo, ¿cómo le van las cosas por Vallecas?

Muy bien. Soy feliz en el Rayo. El recibimiento del vestuario, directiva y afición ha sido fantástico. He dado un paso al frente en mi carrera deportiva, en un club que mira a Primera.

Su traspaso fue una bomba el último día del mercado. ¿Cómo fue?

El último día del mercado fue de locos. Yo me entrené por la mañana con el Elche, donde me recuperaba de una lesión. En casa tenía a mi familia, que vino de París para ver el partido ante el Málaga. Siguiendo mi costumbre, iba a dormir la siesta y entonces me sonó el teléfono. Era mi agente (Raúl Sánchez, de RGfootbal) para decirme que el Rayo había llamado. Trasladó la oferta al Elche y a los tres minutos volvió a llamarme para decirme que el Elche había aceptado y que nos íbamos a Vallecas.

¿Quiere decir que se enteró el 31 de enero?

Sí. Me sorprendió mucho. No podía creerme que el Elche me quisiera vender, pero tenía claro que no iba a estar donde no me querían. No me lamento porque estoy en un gran club como es el Rayo, pero las formas del Elche no fueron las mejores.

¿Pudo hablar con el director deportivo Nico Rodríguez o con el propietario Christian Bragarnik?

Para nada, todo lo hicieron con mi representante. A Bragarnik le habré visto dos o tres veces en mi vida. La última vez que hablé con Nico fue, días antes de mi marcha, cuando me preguntó cómo estaba. Eso no era para pensar que no me quería. Ni Nico ni la directora general Patricia Rodríguez me han explicado los motivos, habrá que preguntarle a ellos.

¿Y Pacheta?

Con él sí hablé tras el partido contra el Málaga. Me aseguró que no sabía nada.

Paco Jémez no regala elogios, aunque en su última comparecencia destacó lo mucho que aporta al equipo…

Sí, me reconforta. Paco es exigente, pero es importante tener a un entrenador que te dice las cosas a la cara. Me siento valorado. Mi familia me dice que he recuperado la sonrisa.

Usted conoce a los dos equipos. ¿Qué partido espera?

Será bonito. Los dos jugamos bien al fútbol y será un duelo entre rivales que por calidad e historia podrían estar en Primera.

Ahora que ya no está en el vestuario del Elche, ¿ve a los ilicitanos como un candidato al ascenso?

Sin duda. Suma 43 puntos y seis semanas en playoff. No es casualidad. Ellos están arriba y nosotros somos cazadores que vamos a por esa plaza.

Por último, si marca el domingo, ¿cuál será su reacción?

Le he dado vueltas. Lo celebraré porque me debo al Rayo y sería una falta de respeto para mi afición. Sería algo moderado porque, al margen de los directivos, al Elche le tengo cariño y no será nada en contra del Club. Mi familia también estará en Vallecas.

As.com