Rgfootball | LA UD MELILLA ABONA LA CLAÚSULA DE RESCISIÓN DE CARRI
22670
post-template-default,single,single-post,postid-22670,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

LA UD MELILLA ABONA LA CLAÚSULA DE RESCISIÓN DE CARRI

El centrocampista del San Fernando firma para las próximas dos temporadas con el claro objetivo de ascender a LaLiga123.

LA UD MELILLA ABONA LA CLAÚSULA DE RESCISIÓN DE CARRI

La Unión Deportiva Melilla incorpora un fichaje ilusionante, José María Carrión Gallardo, ‘Carri’ (Chiclana de la Frontera, 14 de abril de 1993). El mediapunta gaditano, tras pagar su cláusula de rescisión, ha rubricado hoy su vinculación con el plantel unionista hasta el 30 de junio de 2021. De esta manera, Víctor Cea tendrá a sus órdenes a uno de los futbolistas más cotizados del Grupo IV de Segunda B, tras disputar 36 partidos esta última campaña y anotar 6 goles.

Carri, a sus 26 años, ha demostrado que ha alcanzado su madurez futbolística. Este año ha sido uno de los referentes del cuadro isleño, una de las revelaciones del campeonato tras luchar casi hasta el último momento del campeonato por el playoff de ascenso. Este curso el hermano del también azulino Juanmi Carrión ha vuelto a demostrar su excelente toque, su versatilidad para jugar en ambas bandas, su dominio en las jugadas de estrategia y a balón parado, o su idilio con el gol. Mucho ha crecido desde que debutó en categoría nacional con el Conil en la temporada 2012-2013. Por aquel entonces solo tenía 20 años. Joven, pero suficientemente preparado para asumir galones. Acabó marcando 8 tantos en 24 partidos.

Estaba claro que equipos de superior categoría se iban a fijar en él. Lo hizo el Cádiz, que lo reclutó para su filial, que por aquel entonces militaba en Tercera. Carri se convirtió en un habitual del segundo equipo amarillo, acabó jugando 60 partidos con un balance de 9 goles. Con ese aval le llegó la oportunidad en el primer equipo de Carranza, debutaba en el Grupo IV de Segunda B en el último partido de la 2014-2015.

No tuvo continuidad, el filial descendió a Primera Andaluza y Carri cambió de aires. No se fue muy lejos. Recaló en el Atlético Sanluqueño, que estaba en Tercera, y logró el ascenso a Segunda B jugando 38 encuentros con 12 goles en su mochila. En la categoría de bronce mantuvo su protagonismo, pero no evitó el descenso del cuadro verdiblanco. Jugó 31 partidos y marcó dos dianas.

Ya había demostrado que, como mínimo, estaba capacitado para jugar en Segunda B. Así lo entendió el San Fernando, que no dudó en apostar por su fichaje. Con los azules ha disputado las dos últimas temporadas.

En la primera se fue hasta los 32 partidos y los 7 goles, y en este último ejercicio, como ya hemos comentado, sus números se han ido hasta las 36 citas y los 6 tantos.

Ahora seguirá jugando de azul, pero con la elástica de la Unión Deportiva Melilla y en el Grupo I. El lunes estará a las órdenes de Víctor Cea y llega con hambre, la misma que tiene su nuevo equipo por hacer grandes cosas.

 

Udmelilla.com