Rgfootball | LÍDERES DEL GRUPO 2 (MIRANDÉS 1-0 REAL UNIÓN)
18235
post-template-default,single,single-post,postid-18235,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

LÍDERES DEL GRUPO 2 (MIRANDÉS 1-0 REAL UNIÓN)

Fernando Llorente repitió titularidad por cuarta jornada consecutiva y los de Anduva ya son líderes en solitario del grupo 2 a falta de dos jornadas para el final.

LÍDERES DEL GRUPO 2 (MIRANDÉS 1-0 REAL UNIÓN)

Lo avisaba el vestuario y lo avisaba el técnico en las comparecencias previas de partido: “será una batalla tan complicada como las anteriores”. Y vaya si lo fue. Dura, sí, pero con el mismo sabor dulce al que nos tiene acostumbrados las últimas jornadas este C.D. Mirandés. Victoria con gol de Yanis. Una más. Tres puntos y líderes hasta ver que pasa mañana. Pero el caso es que los de Pablo Alfaro volvieron a hacer sus deberes, esta vez, ante un duro Real Unión Club que no puso las cosas fáciles hoy en Anduva.

El encuentro arrancó con ritmo pausado, algo extraño a tenor de los dos conjuntos que se presentaban hoy sobre el tapete de Anduva. Dos equipos a los que les gusta el trato del balón y que, pese a sus diferencias en la tabla, se preveía propondrían el mismo guion hoy. Así fue. Con el encuentro entrado ya en materia, la disputa por el esférico favoreció a los locales, que protagonizaron prácticamente media hora de buen fútbol a la que solo le faltó ocasiones. Triangulaciones por dentro, juego combinativo y precisión en los desplazamientos largos. Los de Pablo Alfaro conseguían hacer pequeño a su rival con rapidez en sus pases. Uno o dos toques y el balón de un lado a otro. Sin embargo, el último cuarto de campo se resistía ante una defensa férrea que no permitía avanzar más allá del balcón del área. Ni Yanis, tras una magnífica dejada de Cervero por debajo de sus piernas, ni Borja Sánchez, que intentó filtrar al corazón de la pequeña, tuvieron éxito en sus incursiones.

Con la media hora recién cumplida se cantó el gol en Anduva. Y es que no pudo ser mejor el giro de cuello de Cervero y la potencia que le dio a un cabezazo que cogía escuadra, pero la mano de Sequeira hizo que toda la grada se frotase los ojos para comprobar que, efectivamente, había salvado lo imposible. El último cuarto de hora de la primera parte costó algo más trenzar el juego y el Real Unión, que tampoco se acercó a las inmediaciones de Limones, discutió la posesión a los de Alfaro.

La segunda mitad no pudo arrancar mejor. Cierto es que los visitantes salieron con algo más de dominio, pero sin verticalidad. Los rojillos, en este caso, todo lo contario. Y en la que tuvo Yanis no falló para adelantar a los suyos en el minuto 49. Cabezazo al fondo de la red tras un centro medido desde la derecha de un Paris que corría por enésima vez toda su banda y conseguía sacar el balón colgado. Tercer partido disputado por el extremo tras su lesión y segundo tanto tras el conseguido en Zubieta hace siete días.

Idéntica jugada la que pudo suponer, solo tres minutos después, el segundo de los rojillos, pero esta vez desde la izquierda. Centro perfecto de Kijera al que esta vez Yanis no pudo llegar por centrímetos. Pasaban muchas cosas en pocos minutos, el partido se volvía loco y apenas tras diez minutos de segunda mitad, penalti por mano de David Prieto en el área. Todo parecía condenado al empate y, entonces, apareció Limones. El guardameta rojillo no solo adivinó la dirección de la pena máxima para evitar el tanto, sino que más veloz que nadie se levantó para achicar y tapar al delantero todo el ángulo que pudo y evitar, por segunda vez, el gol del empate. ¡Brillante!

Pese a encontrarse por delante en el marcado, o más bien quizás por esa razón de intentar defender el botín ya conseguido, los locales se echaron atrás y se encomendaron a las tareas defensivas en lo que restaba de encuentro. Lo cierto es que el Real Unión lo intentó de todos modos, incluso Orbegozo lanzó un zapatazo al larguero a pocos minutos del final, pero las líneas ordenadas del C.D. Mirandés y el compromiso de todos los jugadores -destacando eso sí a un Limones estelar que no le valió con el penalti sino que también protagonizó la foto del día con una estirada a manos cambiada- hizo que el marcador no se moviese. Tres puntos importantísimos que sirven para que los de Miranda de Ebro vuelvan a dormir hoy líderes a la espera del final de la jornada.

cdmirandes.com